Paciente oncológico

La paciente con cáncer de ovario

Esta publicación la he con el ánimo de más de visibilidad al cáncer de ovario, ya que, a pesar de su incidencia, la investigación sobre la capacidad funcional de estas pacientes y el efecto del ejercicio es menos extensa y conocida que en cánceres de otras localizaciones.

El cáncer de ovario es el séptimo más diagnosticado en mujeres, y el más común de los cánceres ginecológicos. Debido a que la naturaleza de los síntomas no es específica y a la falta de test de screening efectivos, entre el 70-75% de las mujeres que reciben este diagnóstico lo hacen en un estadio avanzado de la enfermedad.

Al igual que el resto de pacientes oncológicos, las mujeres con cáncer de ovario padecen una serie de síntomas y efectos secundarios, tales como la fatiga, dolor, pérdida del apetito, estreñimiento, diarrea, náuseas, vómitos y disnea, molestias abdominales (dolor, hinchazón, calambres e indigestión), insomnio, neuropatía, disfunción sexual, el aumento de peso y la pérdida de peso. Afecciones psicológicas como la ansiedad y la depresión se da entre un 20% de las pacientes. Algunos tratamientos pueden ocasionar hipertensión, proteinuria, complicaciones de cicatrización de heridas, episodios trombóticos y perforación gastrointestinal.

Además de los efectos secundarios, pueden presentar comorbilidades como hipertensión, artritis, hipercolesterolemia, alteraciones del tiroides y problemas músculo-esqueléticos. A su vez, esto es más frecuente en pacientes obesas, como son el 15-30% de estas pacientes.

Como podrás imaginar, gran parte de estos efectos secundarios y comorbilidades afectan negativamente a su calidad de vida y suponen una barrera para el ejercicio. Y no sólo durante la enfermedad o el tratamiento, ya que estos efectos secundarios se pueden dar hasta en un 20% de las supervivientes libres de enfermedad.

Aunque el estudio del efecto tanto de la actividad física como del ejercicio físico no es tan conocido como en otros cánceres, se sabe que aquellas pacientes de cáncer de ovario que informan tener un deterioro funcional, presentan menos niveles de actividad física, mayores comorbilidades, fatiga, neuropatía periférica y un aumento de los trastornos psicológicos. Por tanto, se hace necesario la inclusión de estas pacientes en programas de fisioterapia orientados a mantener y/o mejorar la función, manejar los efectos secundarios y facilitar mayores niveles de actividad física en estas pacientes.

Si te ha gustado o crees que esta información puede ser de interés ¡Comparte!

Fuente: A Physiological Profile of Ovarian Cancer Survivors to Inform Tailored Exercise Interventions and the Development of Exercise Oncology Guidelines

Profesionales, Salud General

Manifestaciones neurológicas en pacientes con COVID-19

Os comparto parte de los resultados de un estudio publicado en la revista JAMA Neurology. En él, describen las manifestaciones neurológicas de 214 pacientes que habían sido hospitalizados en Wuhan (China) con diagnóstico confirmado de infección por SARS-CoV-2.

Para ello, dividieron las manifestaciones neurológicas en: Aquellas producidas en el sistema nervioso central (CNS), el sistema nervioso periférico (SNP) y daño muscular.

Como resultado, 78 pacientes (36.4%) presentaron manifestaciones neurológicas. En los pacientes clasificados con infección severa fueron más comunes estas manifestaciones neurológicas, además de un incremento de la respuesta inflamatoria.

Sistema Nervioso Central: presentes en un 24.8%, siendo los síntomas más comunes mareo y dolor de cabeza. Los pacientes con manifestaciones neurológicas en CNS mostraron diferencias en otras pruebas de recuento sanguíneo.

Sistema nervioso periférico: presentes en un 8.9%, siendo las más comunes alteraciones del gusto y del olfato.

Daño muscular: Presentes en un 10.7%. Los pacientes con daño muscular presentaron alteraciones en las pruebas de laboratorio que revelaban una alteración de la respuesta inflamatoria y de la función de coagulación sanguínea. Además, estos pacientes presentaban daño multiorgánico.

De los resultados de este estudio, los autores concluyen en parte que:

  • El SARS-CoV-2 puede infectar el sistema nervioso y el músculo esquelético, así como el tracto respiratorio.
  • En aquellos pacientes con infección severa, el compromiso neurológico es mayor, lo que incluye enfermedades cerebrovasculares agudas, alteración de la conciencia y lesión músculo esquelética.

Fuente: Neurologic Manifestations of Hospitalized Patients With Coronavirus Disease 2019 in Wuhan, China. JAMA Neurol. Published online April 10, 2020. doi:10.1001/jamaneurol.2020.1127