Cáncer de Mama, Paciente oncológico, Profesionales

Valoración y abordaje activo del dolor en la paciente superviviente de cáncer de mama

El pasado 22 de Octubre tuve el honor de asistir como ponente en el «I Congreso Internacional de Afrontamiento Activo en el Dolor Crónico: Memorial Miguel Ángel Galán» celebrado en Valladolid.

En esta entrada, os comparto los puntos clave de mi ponencia a modo de resumen.

Índice de la ponencia mostrando las 4 «paradas» clave en el hilo conductor de la ponencia.

A lo largo de la ponencia, compartí las respuestas a 4 preguntas clave relacionadas con la temática. Como veréis en el título de esta entrada, la ponencia se tituló «Valoración y abordaje activo del dolor en la paciente superviviente de cáncer de mama». Por lo tanto, lo primero que debemos preguntarnos es:

  1. ¿Por qué superviviente de cáncer de mama y dolor crónico?

Debemos saber que los tratamientos oncológicos producen una serie de efectos secundarios.Aunque es cierto que los efectos secundarios del tratamiento son más marcados durante la duración del mismo y justo después de su finalización, muchas pacientes van a sufrir efectos secundarios hasta años después del tratamiento e incluso padecer secuelas físicas durante el resto de sus vidas. Esto lo sabemos ya que,gracias a los avances médicos hay mayor tasa de supervivencia, los estudios se han ido centrando con el paso de los años a estudiar las características de estas pacientes

Con respecto a dolor crónico o dolor persistente, sabemos que el 30% de las supervivientes de cáncer de mama (BCS) presentan dolor hasta 10 años tras finalización tratamiento. Diferenciar entre dolor crónico o persistente de larga duración y dolor aguda en BCS es insuficiente. Es por ello, que en 2019, Laurence et al desarrollaron un algoritmo para clasificar o discriminar la predominancia del dolor en estas pacientes: de predominio nociceptivo, neuropática o de sensibilización central (este último ya lo desarrollé aquí).

Imagen de l ponencia con una diapositiva sobre la valoración de síntomas de sensibilización central. Se muestran referencias para el cuestionario CSI, su versión española, el algoritmo, valores de referencia en supervivientes de cáncer de mama y el estudio de validación.

2. ¿Qué dimensiones asociadas al dolor debo valorar?

Pues además de los síntomas de sensibilización central, otras dimensiones relacionadas con el miedo y la evitación al uso del brazo operado (por eso creé el tema ABRAZA EL MOVIMIENTO en 2019).

Diapositiva mostrando la perpetuación de mitos, en algunos casos, por los profesionales sanitarios. «El oncólogo dice que no haga ejercicio hasta que termine el tratamiento» (contenido de la diapositiva registrado)

Básicamente, se resumen en 3:

  • Kinesiofobia o miedo al movimiento. En BCS hay estudios cualitativos que localizan el miedo como una barrera para la Actividad Física. Por otro lado, estudios cuantitativos han usado escalas como la Escala Tampa de Kinesiofobia (TSK), y se conoce que además la kinesiofobia en BCS se asocia a menor función del brazo y a la presencia en linfedema.
  • Catastrofización del dolor. La catastrofización el dolor es uno de los componentes cognitivos que influyen en el dolor crónico. Uno de los instrumentos más usados para pedirla es la Pain Catastrophising Scale, que ya hemos validado en estas pacientes.
  • Conductas de miedo y evitación. El modelo de miedo-evitación inicialmente desarrollado en 1995 se basaba inicialmente en la kinesiofobia que mencionaba anteriormente y de ahí la creación del cuestionario TSK. Sin embargo, el modelo actual de miedo y evitación compromete varios constructos cognitivos, afectivos y del comportamiento. De ahí la creación del cuestionario FACS, que también hemos validado desde el grupo de investigación en español y en estas pacientes.

3. ¿En qué afecta a la paciente el dolor crónico y sus dimensiones asociadas?

Hay numerosos estudios al respecto. Entre ellos, nosotros publicamos un artículo científico en el que mostramos que la fuerza, los síntomas de sensiblilización central y las conductas de miedo y evitación, explican en un 45% la variabilidad que pueden presentar las pacientes con cáncer de mama en la función de la extremidad superior.

4. ¿Por qué abordaje activo para el dolor en la paciente supeviviente de cáncer de mama?

En el 2019, las guias ACSM clasificaron los síntomas o secuelas físicas en supervivientes de cáncer según la evidencia para una prescripción siguiendo la fórmula FIIT. (frecuencia, intensidad, tipo y tiempo). Como se puede observar, el dolor es una de las variables para las que no existe una evidencia sólida para recomendar una dosis de prescripción. Concretamente, los autores comentaron que el dolor era de tipo no específico e incluido como una variable secundaria, por lo que se limita la interpretación de los mismos. Por tanto, no es la variable más estudiada en el cáncer de mama, La evidencia que mas destaca dentro del dolor es para las atralgias producidas por los inhibidores de la aromatasa.

Evidencia del ejercicio sobre los efectos secundarios en los pacientes supervivientes de cáncer (en general) siguiendo la fórmula FITT (Frecuencia, Intensidad, Tipo y Tiempo).

En cuanto a las dimensiones que ya os he mencionado, de manera reciente hemos publicado un estudio de intervención que muestra los beneficios de un programa de ejercicio en los síntomas de sensibilización central y conductas de miedo y evitación en estas pacientes.

¿Y cómo interpreto todo esto para mi práctica clínica?

¿Cómo valoro el dolor crónico y el efecto de la intervención en el paciente con cáncer de mama? Distinguir entre la presencia de un constructor y la predominancia del mismo (contenido de la diapositiva registrado)

Gracias a la investigación contamos con herramientas como cuestionarios para medir dimensiones asociadas al dolor crónico (síntomas de sensibilización central, catastrofismo, conductas de miedo y evitación…). A pesar de que estos cuestionarios cuentan con puntos de corte para determinar la presencia de un constructor, ya os he mencionado que debemos hablar de predominio. Y más allá del predominio, debemos ser conscientes de la complejidad humana. Los cuestionarios nos facilitan acercarnos a la realidad del paciente, pero sólo estamos midiendo la manifestación de un conjunto de elementos que se dan de manera única en cada paciente. Valoremos con perspectiva.

¿Cómo valoro el dolor crónico y el efecto de la intervención en el paciente con cáncer de mama? Esfera representando la complejidad del paciente, y lupas representando lo que alcanzamos a medir o conocer con un cuestionario (contenido de la diapositiva registrado)

Gracias por leer hasta aquí. Si te ha gustado, te animo a que lo compartas. Y si quieres saber un poco más, te recomiendo este libro que escribí para pacientes con cáncer de mama.

¿Llegaste aquí por casualidad? Te animo a que me sigas

Cáncer de Mama, Libro

Libro como inspiración para crear un «Dragon Boat»

En mi visita a Valladolid (I Congreso Internacional del Afrontamiento Activo del Dolor crónico) tuve el gusto de conocer a Nachi, una paciente a la que mi libro le sirvió de inspiración para crear el “Dragon Boat BCS Vallkirias Pisuerga”.

Lo cierto es que tuve el gusto de hablar extendidamente con ella, pero aún así me faltan palabras para describir lo que me enriquece el corazón lo que ha hecho esta persona y su reconocimiento al libro #Cáncerdemamayejerciciofísico 

Es un libro que escribí a partir del 2018 y lo terminé en 2 años. Lo hice poco a poco, en findes de semana, en tiempos de “descanso” mientras me preguntaba si alguien alguna vez lo leería o le serviría. Pero siempre me ponía delante del ordenador y me decía “con que le ayude a mejorar un poquito su vida a alguien, habrá merecido la pena” y fantaseaba con que eso ocurriera (Debo confesar que igualmente disfruté y aprendí mucho del tiempo dedicado al libro).

Desde que lo publiqué en septiembre del 2021, estoy en una nube viendo todas las personas que me escriben indicando cómo les ha ayudado: Buscan información sobre cómo estar activas durante el tratamiento, no dejan de hacer ejercicio y se sienten mejor, buscan a un fisioterapeuta,… y sobre todo cómo #fisioterapeutas lo habéis comprado para ayudar a vuestros pacientes y así mismo recomendarlo. De hecho, fue Abel quien se lo recomendó a Nachi, y surgió la magia. Aquí debo recalcar que el libro inspiró estando en muuuy buenas manos.

Un año más tarde, se me dibuja una sonrisa cada vez que veo al Equipo de Vallkirias Pisuerga remando y promoviendo la actividad física. Si eres de Valladolid, pásate por su perfil; y si eres de otra ciudad, busca si hay actividades para pacientes de cáncer de mama ¡¡O crea una como Nachi !! Es un gran ejemplo. 

En la forma que más te guste o que se adapte a ti, #abrazaelmovimiento 

Cáncer de Mama, Ejercicio y cáncer, Libro

10 motivos para leer el libro «Cáncer de Mama y Ejercicio Físico»

1.

El contenido es fiable y basado en la evidencia científica. La información está basada en 142 artículos científicos, enumerados en la bibliografía. 

2.

El contenido ha sido seleccionado y filtrado por la autora, doctora en Ciencias de la Salud y con conocimientos de investigación. 

3.

Está redactado usando un lenguaje sencillo. Contiene notas a pie de página donde se explican términos más técnicos y se aporta información básica para la información más detalla pueda entenderse. 

4.

El libro tiene una parte teórica y otra parte con un enfoque práctico.

5.

Ha sido redactada por una fisioterapeuta con conocimiento sobre el tema, por lo que tiene una parte educativasimilar a la que puede darse a un paciente en la consulta.  

6.

La mayoría de información que se puede encontrar sobre el ejercicio y el cáncer de mama es muy general y bastante escasa, mientras que este libro profundiza en el tema a través de más de 100 páginas. 

7.

Además del ejercicio, informa sobre los principales efectos secundarios tras el tratamiento del cáncer y que pueden interferir en una vida activa.

8. 

También derriba mitos en torno al uso del brazo y el linfedema asociado al cáncer de mama, por lo que parte del contenido será opuesto a información que puedas encontrar en otro lugar. 

9.

El texto está acompañado de tablas, esquemas y figuras para una mejor comprensión. 

10.

Y por qué no decirlo: Está escrito con las manos, pero también con el corazón. La autora lo ha escrito deseando poder ayudar a muchas pacientes que han sufrido o padecen cáncer de mama. 

ejercicio y cáncer: puedes y debes. by: Cristina Roldán jiménez

Ya puedes comprarlo aquí: https://www.amazon.es/dp/B09GZ5MSC8

Cáncer de Mama, Ejercicio y cáncer, Libro

Publicación de mi libro «Cáncer de Mama y Ejercicio Físico»

Es para mí un placer poder anunciar que mi primer libro «Cáncer de Mama y Ejercicio Físico» ya está disponible en Amazon (España, y poco a poco estará disponible en el resto de mundo).

Desde pequeña me decía a mí misma que escribiría un libro, y a pesar de ser un pensamiento que me he repetido hasta ahora, aún no me creo que esté escribiendo estas líneas. No sé sobre qué escribiría el libro ni por qué, pero siempre era una idea recurrente en mi cabeza. Ni en mis mejores sueños hubiera imaginado que sería como fisioterapeuta y doctora, y escrito para pacientes oncológicos.

El libro “Cáncer de mama y ejercicio físico” nace de mi pasión por compartir lo que aprendo, y del afán de poder llegar a más personas. Los tres pilares fundamentales de la fisioterapia son el ejercicio, la terapia manual y la educación. Esta última es menos visible pero no menos importante, ya que tanto pacientes como fisioterapeutas me entenderán cuando escribo que, en consulta el paciente entra por la puerta con sus creencias, sus ideas sobre qué le ocurre y por qué le ocurre. Muchas veces por lo que le cuenta su entorno o incluso otros profesionales, que puede no ser del todo cierto o esta basado en mitos que se perpetúan. La información es aún más marcada más en la era del conocimiento, donde a punta de dedo podemos buscar en internet información sobre cualquier tema sacando el móvil del bolsillo.

En el caso del paciente oncológico, con el diagnóstico del cáncer y su tratamiento, se va a experimental multitud de cambios físicos, como síntomas y pérdida de función. Y especialmente en el caso del paciente con cáncer de mama y tras la cirugía, existe la creencia de que el ejercicio no es bueno, o que es perjudicial volver a usar el brazo que se ha operado, ya que puede desembocar en el desarrollo de un linfedema o el empeoramiento del mismo.

A través de este libro, invito a las pacientes con cáncer de mama a que sean activas y hagan ejercicio. Para ello, explico los principales efectos secundarios derivados del tratamiento y cómo el ejercicio y una vida activa puede atenuar los síntomas y mejorar la salud. Y aunque está dirigido a pacientes, estoy segura de que también podrá ayudar a muchos profesionales sanitarios (fisioterapeutas, médicos, enfermeros, terapeutas ocupacionales, psicólogos,…) que quieran conocer más sobre el tema y también poder hablar con información actualizada a sus pacientes.

El libro “Cáncer de mama y ejercicio físico” ha sido escrito desde el conocimiento científico y desde la experiencia, pero también desde el corazón: Es un libro autopublicado, sin ayuda de ninguna editorial.  Como lees: teclado, pantalla, mucho tesón y subida a internet.

En resumen, lo he escrito para ti. Si lo quieres, está disponible aquí.

“Cáncer de mama y ejercicio físico: Todo lo que necesitas saber explicado por una fisioterapeuta y basado en la evidencia científica actual”